Se ha producido un error en este gadget.

¿Qué te parece mi Blog? (:

domingo, 10 de abril de 2011

Partido -.-"

Hoy a las diez de la mañana (acabo de terminarlo) he tenido el partido decisivo para ver quién pasaba a la final de la liga de fútbol sala en el Polideportivo Municipal, con medios de comunicación y todo (locutores de radio, televisión...). Estábamos a solo un pequeñísimo paso de pasar, hasta que, un jodido moro chutó a nuestra portería, mi compañero tocó la pelota y por último la cogió nuestro portero: CESIÓN.
Gol por la escuadra (eso en la Primera Parte). Mi compañero, al que sacaron justo 2 seg. antes de chutar la cesión directa, se puso a llorar ya que afirmaba que ese gol había sido por su culpa. Yo salí en la segunda parte. Todos los gitanos y los moros (el equipo y sus animadores eran todos moros y gitanos malhablados y malvestidos) se quedaron en el mismo sitio de la Primera Parte, con lo cual, nuestra portería. Uno de los goles fue injusto en el córner que sacaron nada más salir yo. Lo sacó un moro al que habían fichado para un equipo de fútbol sala profesional (F.C. Villena). Teóricamente sólo se puede jugar una de las dos ligas dos ligas (y más estando a solo siete días de la final). Pero hay una excepción, si asistes con dos certificados: 1. de su entrenador de la liga entre colegios/institutos (la nuestra). 2. con el certificado del organizador, entrenador o fundador del equipo al que le han fichado. COSA QUE NO TENÍA. Y aún así jugó. Más tarde, me hicieron dos faltas, en una de ellas me tiraron al suelo y en la otra, me pegaron por detrás, perdí el equilibrio, y con él, el balón.
NO PITARON NINGUNA DE LAS DOS.
Todavía llevo las marcas de las botas en mis calcetas (las llevo puestas, he hecho fotos, ahora las subiré. Para que veáis que tengo pruebas e.é)
Cuando me levanté de la primera, me dolía mucho la clavícula, eso sí, antes de eso, me tiraron al suelo, donde allí comencé a retorcerme y a gritar de dolor mientras el árbitro estaba más pendiente de hablar.
En la segunda falta, el balón se dirigía por la banda derecha hacia nuestra portería. Yo estaba sola. Fui a por el balón y de repente salió de entre la nada el gitano que cometió la primera falta hacia mí. Me pegó por detrás y me estampé contra su banquillo de moros. Eso sí, el tocó el balón el último, con lo cual, me tocó sacar a mí. Coloqué el balón y le dije al gitano: ¡¡UN PATAZO MÁS Y TE LA CARGAS!!. Me pegó otro en esto que TODO el banquillo de gitanos empieza a decirme: -Puta de mierda!!! -Cómemela!!! (-.-"). Seguido de eso, metieron otro gol. Lo sacaron al banquillo para que saliera, POR CUARTA VEZ, el Moro (Facha. No, no soy racista ni Nazi, SE LLAMA FACHA.) En lo que el gitano me dijo: -YO ME LA HABRÉ CARGADO, ¡¡PERO HA SIDO GOOL!! :P
Qué ganas de rebentarle la puta cabeza a ese gitano de mierda que no tiene ni p'a ropa, que no se ducha y por lo tanto huele mal porque como su familia es TAN pobre no puede pagar las facturas del agua y se la cortan e.éééé"
¡¡NO TIENEN NI EQUIPACIÓN!! Visten con camisetas amarillas normales y corrientes. Algunos llevan pantalones cortos VAQUEROS y otros, pantalones largos y de chándal.
Nuestro portero se puso a llorar después.
Los gitanos vinieron hacia mí con malas intenciones y sonrisas picaronas en la cara a darme la mano a esto que yo les respondí a su "gesto de HUMILDAD":
*Corte de mangas* ¬¬".
CON TRES PARES DE COJONES; Y CUATRO, TAMBIÉN ;).

No hay comentarios:

Publicar un comentario