Se ha producido un error en este gadget.

¿Qué te parece mi Blog? (:

viernes, 17 de junio de 2011

Hoy he aprendido qué es llorar de verdad por alguien... Ahora sé lo mucho que te voy a necesitar y a echar de menos, no quiero te vallas de mi lado... Te quiero.

El título viene a que... Este sábado es mi graduación y... Bueno, veréis:
En tercero de primaria se fue nuestra maestra de religión y volvió otra que ya dio clase a mis compañeros en 1º de párbulos. Yo no la conocí, porque yo fui en 2º de párbulos y... Me cayó genial. Fue super amable conmigo. En tercero, super atenta, en cuarto; me acosaban y ella me ayudó. En quinto, "anorexia". Ella me animó a comer, a cuidarme y me enseñó a quererme tal y como era sin que las opiniones, críticas ni comentarios de los demás me afectasen o influyesen. Y ahora, en sexto, simplemente la adoro *O*. Es una gran persona, amable, con buen gusto, muy pacífica... Y aunque yo no sea religiosa, voy a sus clases solo para verla y estar con ella, porque es una gran persona y me apoya muchísimo. Más que nadie. Su padre sufrió un cáncer de cráneo antes de vacaciones de Semana Santa y estuvo mucho tiempo en U.C.I., en cuidados intensivos y ahora se ha recuperado, pero todavía está ingresado y todos los fines de semana viaja hasta Alicante (a 37 km. de mi ciudad) y como este sábado es mi graduación, hoy a comunicado a mi clase y a la clase de al lado que no va a poder venir porque va a cuidar de su padre y a ver a su madre, y yo he me puesto a llorar en clase y 20 min. seguido llorando... Ufff... Me salían solas... Nada más llegar a mi casa escribí una canción para ella. Ahí va, espero que os guste, posiblemente se la de esta semana o la que viene:

Por esa profesora.

Por esa profesora que siempre lleva la bragueta abierta.
Por esa profesora que tantas cosas me enseñó.
Por esa profesora que tantos ánimos me dio.
Por esa. Por esa profesora de Religión.
Porque me será imposible olvidarte.
Olvidar tres años de pura fé. De pura confianza y cariño.
Porque gracias a ti he aprendido a valorar quién soy, y quiénes son los demás.
Por esa atención infinita, por ese interés descomunal.
Hoy estoy aquí para decirte: gracias.
Gracias por todo y por nada.
Gracias por ayudarme a levantar de caídas.
Gracias por enseñarme los valores de la vida.
Gracias por enseñarme que cada persona es única y no hay ninguna igual. No, no hay ninguna igual que tú.
Esa sonrisa, esos ojos...
Por esa profesora que siempre llevaba la bragueta abierta.
Por esa profesora que tantas cosas me enseñó.
Por esa profesora que tantos ánimos me dio.
Gracias, profesora de Religión.

Bueno bueno bueno, ¿qué os parece?
A mí me encanta n.n
Opiniones en los comentario, please ^^ :)

2 comentarios:

  1. A L U C I N A N T E! Me encanta, enserio :) Es muy bonito que sientas eso por una profesora, yo entiendo mejor que nadie cómo te sientes ahora xD
    Ánimos! :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias n.n
    Se hace lo que se puede.
    Igual eso de componer expontáneamente me viene de familia, mi hermana es una gran compositora ^^

    ResponderEliminar