Se ha producido un error en este gadget.

¿Qué te parece mi Blog? (:

domingo, 31 de julio de 2011

En tu corazón.

En tu corazón:
Arden heridas en mis muñecas.
Constantes fuegos pretenden incendiar mi sentido común.
Y ahí es cuando vienes tú: a echarme constantes broncas.
Hasta que alguno de los dos se canse;
se canse de las imprudencias del otro.
Las telarañas invaden mi corazón.
Las mismas telarañas que tú dejaste.
Se oyen latidos mezclados con la lluvia y la tormenta eléctrica que caen sobre mí.
Esas heridas son profundas.
Muy profundas, porque las hiciste tú.
Puede que no fuera tu intención, pero cogiste un cuchillo y me lo clavaste.
Ahí. Donde más duele.
En el alma. En mi alma. En tu corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario