Se ha producido un error en este gadget.

¿Qué te parece mi Blog? (:

viernes, 19 de agosto de 2011

"No voy a llorar. No voy a llorar".

"No voy a llorar. No voy a llorar".
Porque, aunque esta frase haya sido utilizada por un personaje público con una larga lista de personas que dicen odiarla, puede servir de ejemplo a muchas personas. Tanto la frase, como quien tanto la cita a sí misma para darse ánimos para continuar. Por eso, yo tomé ejemplo de esta frase y a quien se la oí decir.

Lejos. Muy lejos.

¿Por qué? -decía.
Una cuchilla en la mano.
De eso se bastaba. Con eso, pensabaque nada le faltaba.
Pero le faltaba algo: le faltabas tú.
Ya es demasiado tarde. Cuando tú quisiste darte cuenta de lo que la amabas, para entonces ya había tomado su decisión:
marcharse.
Lejos. Muy lejos. Donde el dolor no la encontrase.
Quizá en el cielo. O quizá en el infierno.
Quién sabe. Ella estaba confusa.
Sabía que quería tenerte, pero no podía.
No quería hacerte más daño...
Y se marchó.
Lejos. Muy lejos.
Quizá en el cielo. O quizá en el infierno, pero...
Donde no pudiera causar más daño ni dolor:
Lejos. Muy lejos.

By: A.M.

jueves, 18 de agosto de 2011

Bonita mentira.

Bonita mentira.
Y miré al cielo, gritando y preguntando a las nubes: "¿por qué?, ¿por qué a mí? ¿qué he hecho? ¡¿qué?!
Entonces, me di cuenta.
Fue una bonita mentira. Un pensamiento perfecto. Pero una mala jugada.
Se te escapó un pequeño detalle: me di cuenta.
¿Me ves cara de idiota? Pensé que me amabas.
Todo fue una bonita mentira. Pero eso acabó.
¿Pensabas que podías tener a dos chicas a tus pies?
Son sucios, y apestan.
Como tu karma abandonado cuando se arrastra hacia mí.
Yo lo rechacé. Como tú hiciste conmigo.
No hace tanto, ¿recuerdas? Sólo unas semanas.
Un día 20, me amabas. Un día 25, se apagaban las llamas.
Las mismas llamas apagadas que pensábamos que resurgirían de sus cenizas si poníamos cada uno de nuestra parte, pero no. No fue así.
Y así quedó: fue una bonita mentira. Un pensamiento perfecto. Pero una mala jugada.
Pensabas que podías tener a dos chicas a tus pies.
Todas a tus pies.
By: Adriana Marcks.

domingo, 14 de agosto de 2011

Lucho por ti.

No veo el momento de abrazarte y besarte.
Y hacer realidad todos esos sueños que creíste que realizaste.
Hoy por fin despertaste. De ese bonito sueño. De esa bonita ilusión.
Te diste cuenta, que están fuera de tu alcance. No lo lograste.
Puede que mañana sí, pero hoy no.
Fuiste un alma perdida. Llena de pena y soledad.
Un rayo de luz iluminó tu vida, tu esperanza y tu camino.
Debes aprovechar esa oportunidad. Nadie más te la dará.
Corre. No la dejes escapar como hiciste conmigo.
¿A qué esperas? ¡Atrápala! Ella no volverá como hice yo.
No volverá. Será un alma libre como no lo fuiste tú.
Las drogas te aprisionaron, pero no te detuvieron.
Fuiste débil, pero no decaíste. Seguiste adelante. Por ella.
Un alma solitaria, que hasta de una sombra se enamoraba. De ella.
Débil, pequeña e insegura. Así fui cuando te conocí. Pero ahora no.
Hoy no. Hoy soy fuerte, como tú. Me enseñaste a ser valiente
y a luchar por lo que amo. Por eso, lucho por ti. (L)
By: A.M.

viernes, 12 de agosto de 2011

Frases que desmotivan. (Desmotivaciones.es)

-Le he dicho a todo el mundo que quiero estar sola. Pero sé que es mentira. El problema es que sólo quiero estar con una persona, y no está conmigo... - Desmotivaciones.es
-El problema no es que juegues, el problema es que es conmigo - Desmotivaciones.es
-Estás tan acostumbrado a perder que no te das cuenta ni de cuando ganas - Desmotivaciones.es
-"Es arriesgado" dijo la experiencia. "No tiene sentido" dijo la razón. "Inténtalo" susurró el corazón. - Desmotivaciones.es

martes, 9 de agosto de 2011

Hola.

Hola.
Porque me siento bien cuando escribo.
Es el único momento del día en el que soy feliz.
Todas mis canciones hablan de ti.
Escribo sobre mi sufrimiento.
Y es triste que para tener que escribir y ser feliz, deba sufrir.
Todavía recuerdo la primera vez que hablamos.
Día soleado.
Un chat abierto, y miles de posibilidades aguardando
la espera de un simple: "hola".
Un simple "hola" de una niña insegura.
Una niña de doce años, insegura. Enamorada de un chico de quince.
¿Qué haces con tu vida? Eres joven, recuerda.
Demasiada vida por delante, diría yo.
Céntrate en lo más importante, que es él.
Si no, pronto lo vas a perder.
Recuerda mi consejo, joven.
Perder todo lo que tienes y por lo que realmente vale la pena sufrir para sentirme bien un instante al día.
Hola...
By: A.M. 

Auto compasión.

Auto compasión. 
Hurga en mi corazón hasta la saciedad;
algo de auto compasión debe quedar. O no.
By: A.M.

Me odio y odio en lo que te he convertido.

Me odio y odio en lo que te he convertido.
Lo siento. Pero te odio.
Odio estar aquí. Odio vivir. Odio existir.
Odio quererte tanto sabiendo que no puedo tenerte.
Odio toda esta mierda que nos envuelve.
Me gustaría irme.
Que de repente llegara una masa de humo y me llevara con ella.
Muy lejos, porque...
Odio en lo que te he convertido.
Me odio a mí misma por ser como soy y hacer lo que hago.
Sé que te mereces algo mejor, pero no hay vuelta atrás.
Por eso no quiero hacerte daño.
Pero espero que tú tampoco me lo hagas a mí.
Porque yo vivo por ti, recuerda.
Basta de mentiras. Quiero enfrentarme contigo cara a cara
y saber la verdad.
Porque me gustaría que de repente llegara una masa de humo y me llevara con ella.
Porque créeme: me odio y odio en lo que te he convertido.
By: A.M.

domingo, 7 de agosto de 2011

Seremos radicales.

Huir de la razón
no es la solución.
Enfréntate a la verdad.
Sólo así lograremos la libertad.
Lucha por lo que te importa.
¡Si hay que ser radical se es radical!

jueves, 4 de agosto de 2011

Mi primera historia de "terror" :)

No amigos, ésta no es la típica historia de "cómo conocí a vuestra madre en el pueblo", no.
Me llamo Adrienne y la que os voy a contar es una historia real. Con personajes reales, y unos sucesos increíbles.
Ocurrió en un pequeño pueblo de Francia, alrededor de 1.987.
Era diciembre. 23 de Diciembre, para ser exacta.
Yo estaba en el sillón de mi sofá, leyendo.
Llovía. Oh, sí. Lo recuerdo bien.Cada trueno que caía parecía un alma perdida del cielo y caída.
Fue entonces cuando alguien tocó a mi puerta.
Cogí mi bata, y me dispuse a caminar hacia la puerta, cuando de pronto, pude reconocer una extraña figura a manos de la oscuridad. Era un hombre, mas bien.
Pedía cobijo y alimentos. No me negué, puesto que el hombre prometió marcharse al día siguiente y me daba  cierta pena.
Le sugerí que pasara y se pusiera cómodo, pues la chimenea estaba encendida y se estaba calentito adentro.
El hombre era alto, delgado y, he de destacar que era pálido además. Caminaba derecho y olía a humedad.
No obstante, mantuvimos una larga conversación aquella noche hasta tarde.
Uno de los temas fue qué hacía él allí si, según lo que me había contado, pertenecía a Rusia.
Meller (como dijo que se llamaba) respondió que era por asuntos de trabajo.
No le di mucha importancia, pero tampoco le creí.
Él se dirigió a su habitación mientras que yo me aseaba en el baño. Entonces, vi una sombra en la pared. Recuerdo que grité, pero nadie vino a socorrerme.
Al día siguiente desperté en lo que parecía un establo abandonado, en medio de la nada.
Sólo vi escrito en la pared: "si deseas escapar, la mayor de las locuras debes alcanzar".
Y allí estaba el hombre que irrumpió en mi casa, en mitad de la noche, la noche anterior.
Justo en el momento en el que le iba a pedir explicaciones, se ab abalanzó sobre mí como un animal. De repente, vi cómo de su sucia boca sobresalían dos afilados colmillos de brillante marfil.
Entonces, en el momento en el que me iba a morder, apareció una criatura que, no sé exactamente lo que era, pero me salvó la vida. Entonces, perdí el sentido.
Más tarde desperté dentro de lo que parecía ser una caja de madera. Comencé a patalear y a gritar como nunca, pero nadie respondió. Estaba oscuro y hacía frío. Mucho frío.
Tanto, que hasta podría decir que casi me congelo. Así fue como morí. Sufrí terribles violaciones las noches anteriores, me despertaba en lugares desconocidos sin saber dónde estaba; con numerosos mordiscos en varias partes de mi cuerpo y, lo que es peor: los recuerdos iban desapareciendo de mi memoria.
Así fue mi muerte. Pero juro desde mi tumba, venganza a quien lo hizo.
By: Adriana Marcks.

martes, 2 de agosto de 2011

No esperes a mañana.

No esperes a mañana:
No me digas que te has dado un golpe.
No me digas que no has mentido.
No me digas que no estás cansada de ocultar la verdad.
Tú no eres débil, sólo indecisa.
Huye.
Tú no eres torpe, tú eres acosada.
Devuelve el golpe.
Enfréntate a tus miedos con creces, o será ya tarde.
¿A qué esperas?
¡Devuelve el golpe!
No esperes al próximo puñetazo.
En la escuela todos te tratan mal por ser como eres.
¿Crees que si no fueras como eres hoy no llevarías el ojo morado?
Ingenua. Eso es porque todavía no les has demostrado cuánto vales.
Lucha ahora. No esperes a mañana.
Porque, aunque mañana sea otro día, será igual que todos los demás.
¿A qué esperas?
¡Ahora! ¡Devuelve el golpe!
Te creen inferior y vulnerable porque todavía no saben cuánto vales.
Es el momento. El momento de sacar el monstruo que llevas dentro.
No esperes a mañana.
No esperes al próximo puñetazo.
By: Adriana Marcks.