Se ha producido un error en este gadget.

¿Qué te parece mi Blog? (:

domingo, 9 de octubre de 2011

Fingiendo sonrisas.

Cierra los ojos. Cierra los ojos para olvidar que existes. 
Cierra los ojos. Cierra los ojos para olvidar que vives.
Y así continúa la vida: ves gente pasar por la calle, caminando y sonriendo e intentas imitarlos. 
Intentas imitarlos fingiendo que eres feliz y no te ocurre nada.
No existe nada peor que rechazarse a si mismo.
Pero yo ya lo tengo muy superado.
Es increíble ver cómo los demás hacen su vida mientras que tú te consumes solo, limitándote a observar  a los  que hacen su vida.
Nunca te sentiste así y te culpas por ello.
No sabes enfrentarte a la realidad de otra forma que huyendo de ella, y así es como comienza el principio del fin. Así es como comienza el principio del fin de alguien como yo. Alguien que no se supo valorar y no supo valorar lo que tenía. 
Así fue, como acabé: desangrada en una bañera. Bañada en historias, bañada en recuerdos; bañada en amores, bañada en momentos. Momentos que ya no volverán a mí. Porque yo, ya desaparecí. Y creo que hice lo correcto, creo que elegí bien. Un camino oscuro, para dejarte vivir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario